El capital social de una empresa es sumamente importante, especialmente en España. Puesto que este nos idéntica la cantidad exacta de la suma de los diferentes bienes que posee la empresa, en conjunto con las variadas aportaciones de los socios.

Dentro de las cuales, estas aportaciones pueden ser de dos formas: dineradas o no dineradas. Donde en el balance se pueden observar en el pasivo como componentes de los fondos propios de dicha empresa.

Sin embargo, a pesar de ser un factor importante y determinante en la empresa este se tiende a confundidor con otros factores. Como pueden ser el patrimonio, patrimonio neto, entre otros. Por ello a continuación te facilitamos todo lo indispensable para lograr comprender el capital social de una empresa en España.

¿Qué es el capital social?

¿Qué es el capital social?

El capital social, corresponde a un  a desarrollar una función en base a la garantía por parte de la empresa hacia terceros, en el pasivo del balance. De tal forma, que el capital social de una empresa se debe a los diferentes bienes que posee la misma y las aportaciones generadas por parte de sus socios.

El mismo se visualiza en el pasivo del balance, donde las aportaciones de los socios de forma dinerario o no dinerario, culminan siendo parte de los fondos propios

Elementos del capital social

Elementos del capital social

El capital social de una empresa se caracteriza por contar con diferentes elementos, como serán los señalados a continuación. Sin embargo es importante señalar que el cálculo del capital social de una empresa, se realiza con la respectiva resta entre los conocidos activos y pasivos.

Donde los activos se refieren al dinero en efectivo, las deudas o facturas pendientes de cobro por ejecutar, así como los equipos y edificios que cuenta la empresa. En los segundos, se debe restar a los mismos la depreciación que han sufrido. Mientras que los pasivos se refieren a los gastos y deudas que actualmente posee la empresa en ese momento.

En base a la resta de los activos y los pasivos se obtienen en consecuencia el valor del patrimonio neto. A este valor de patrimonio neto, se deberá realizar la siguiente operación:

Patrimonio neto menos la reserva legal menos los resultados de anteriores ejercicios. Donde cada uno significa lo siguiente:

  • El patrimonio neto representa la resta de los pasivos a los activos de una empresa.
  • La reserva legal corresponde al dinero que la empresa obligatoriamente debe mantener como ahorros de sus beneficios. Donde la finalidad de la misma es garantizar la adecuada financiación de la empresa, para así cubrir las diferentes perdidas. De tal forma que logre retener un 10% de los beneficios anuales para la reserva legal, hasta que el mismo sea igual al 20% del capital social.
  • Por último los resultados anteriores ejercicios, se refiere a los cálculos de los beneficios y/o perdidas efectuados en la empresa durante años anteriores.

El resultado de esta operación representa la cifra del capital social de la empresa en cuestión, donde pueden contar con elementos dinerarios como no dinerarios.

Funciones del capital social

Funciones del capital social

La capital social de la empresa se destaca por las siguientes funciones:

La función financiera:

La función financiara del capital social se puede percibir como la primera entrada de fondos a la sociedad, y esta puede ser tanto con elementos dinerarias como no dinerarias. Ya que esta es la manera inicial de la cual comienza a desarrollar el andar empresarial.  De tal forma mantiene el motor de arranque a la sociedad.

La función organizativa:

La función organizativa:

Cuenta con una importante función organizativa, ya que en la medida en que participan en el capital social de la empresa indica la proporción con la que los socios son propietarios de la empresa. Por consiguiente, manifiesta la organización interna de cada uno de los miembros de la empresa determinando su estatus, pero sobre todo la participación de dichos socios.

Se evalúa y demuestra la participación de los socios a través de aspectos como la cuota en el reparto de los diferentes bienes en los casos de la liquidación, la distribución de beneficios y los números de votos en la junta general y de los títulos a suscribir con preferencia en caso de nueva emisión.

La función de garantía:

La función de garantía:

Por excelencia el capital social funge como garantía ante los diferentes acreedores de la sociedad, ya que es esta corresponde a la cifra que representa una cantidad real mínima de activos propiedad de la empresa. De tal manera que dichos acreedores, gracias a esta conocen el importe que hasta los momentos sus créditos podrán ser satisfechos. Asimismo la ley asegura a los terceros su garantía mediante los siguientes preceptos:

  • La cifra del capital social no se puede disminuir si no se cumplen los requisitos que se establecen al momento de regular su redacción.
  • Al percibir resultados negativos al patrimonio de la sociedad quede por debajo de la mitad del capital social. Y de esta manera si este no se aumenta se entra en la obligación de su disolución, siempre que la situación no se recupere o cambie.

Características de la capital social

Características de la capital social

El capital social de una empresa, sea de forma autónoma o mediante una sociedad cuenta con diferentes características; dentro de las cuales resaltamos las siguientes:

  • La aportación de este se debe realizar al momento de la creación o conformación de la sociedad. Donde la misma cantidad, siempre podrá ser aumentada en el futuro a través de una ampliación de capital planificada.
  • Las ampliaciones de dicho capital se deben llevar en caso de deudas, con la finalidad de aumentas las reservas y retornar las aportaciones realizadas por los socios.
  • La existencia del capital social ofrece una garantía a los terceros acreedores de la empresa o sociedad, en casos de quiebra o liquidación. Así como también se contempla la alternativa y posibilidad para los socios que podrán solicitar su porción aportada.
  • En los casos o situaciones de perdidas, no se debe utilizar el capital social sino que lo destinado a utilizarse es el patrimonio de la empresa.
  • En España, la cantidad mínima establecida para conformar una sociedad es de 3.012€ para una sociedad para las sociedades limitadas de nuevas empresas, mientras que para las sociedades anónimas corresponde a un total de 101,21€. Mínimo en ambos casos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here