Cuando hablamos de la custodia compartida nos referimos a una de las formas o regímenes de guarda y custodia que se encuentran  los derechos que poseen las familias y en el cual le es atribuida la custodia de un niño a los progenitores. Esto se regula de manera concreta en el Código Civil español específicamente en el artículo 92.

Para los profesionales la custodia compartida es una de las opciones que más beneficios trae las el desarrollo de los menores.

Pero antes de profundizar en el tema de los tipos de custodia compartida y de la custodia en sí misma es necesario aclarar que la guarda y custodia es un término totalmente diferente de la patria potestad. Lo mejor para comprender la diferencia es definir cada término.

¿Qué es la guarda y custodia

¿Qué es la guarda y custodia 

La guarda y custodia es un régimen que está centrado en la convivencia habitual y diaria que tienen los padres con los hijos que sean menores de edad. Lo normal cuando de casos de divorcio o separación se trata es que la patria potestad la tengan ambos progenitores.

Sin embargo la guarda y custodia puede ser atribuida a solo uno de ellos. Pero también es posible que ambos la compartan. Esto es definido como custodia monoparental y custodia compartida respectivamente.

¿Qué es patria potestad?

¿Qué es patria potestad?

Con patria potestad nos referimos a la representación general de los hijos menores de edad así como a la administración sus bienes. El simple hecho de ser el padre o la madre es razón suficiente para tener la patria potestad sobre uno o varios hijos menores de edad. No obstante existen causas para la privación de la patria potestad.

Ahora que tenemos definidos los términos de patria potestad y el de guarda y custodia podemos entrar en materia.

¿De qué trata la custodia compartida?

¿De qué trata la custodia compartida?            

Cuando la vida en común de una pareja se fractura o rompe la custodia de los hijos que para entonces sigan siendo menores de edad puede ser compartida entre los progenitores.

Esto quiere decir que la educación y el cuidado en general así como la convivencia habitual de todos los hijos menores debe ser atribuida a ambos progenitores. Esto bajo las mimas condiciones y los mismo derechos. Ambos padres tienen igualdad de condiciones para el ejercicio de la custodia.

Esta es la forma de asegurar que los hijos menores de edad puedan estar acompañados de sus progenitores aun cuando se deban establecer periodos alternos para estos. Estos periodos pueden ser trimestres, meses o incluso quincenas.

Hasta hace unos pocos años la custodia monoparental o exclusiva. Es decir aquella atribuida a solo uno de los progenitores. Era la opción más buscada o mayoritaria. Aun así cada vez se ha hecho más frecuente el establecimiento de regímenes de tipos de custodia compartida.

Estos tipos de custodia compartida se han ganado una gran importancia y atención en toda España en estos últimos años. Llegando a representar hasta un 37,5 % de todas las custodias que fueron otorgadas en el territorio español para el año 2019. Siendo el 2019 el último año del que hay estadísticas completas.

Tanto así que han sido varias las comunidades autónomas que han desarrollado normativas propias como método para establecer tipos de custodia compartida como la opción más confiable y de mejores resultados.  Cataluña, Navarra y Euskadi con un ejemplo de ello. La Comunidad Valenciana también intentó implementar este método pero la ley se consideró inconstitucional en este caso por falta de competencias en la materia.

Los expertos han considerado el auge de los tipos de custodia compartida como una tendencia que ha beneficiado de la mejor manera los intereses y el correcto desarrollo del hijo menor de edad. Todo esto partiendo de que la protección del interés superior del niño es el punto de partida.

Sin embargo en base al interés superior del menos la custodia monoparental no queda excluida si debe ser aplicada a cualquier caso.

¿Cuándo es acordado el régimen de custodia compartida?

¿Cuándo es acordado el régimen de custodia compartida?

Este régimen de custodia compartida usualmente es acordado durante el proceso de la separación o del divorcio de la pareja. El acuerdo se refiere al ejercicio de la guarda y custodia será compartido entre ambos progenitores.

Acuerdo entre ambos progenitores

Esto lo solicitan los padres en la propuesta del convenio regulador previo al trámite de divorcio mutuo acuerdo o separación.

Igualmente los progenitores pueden llegar al acuerdo durante todo el transcurso del proceso de divorcio contencioso o separación.

La vía de mutuo acuerdo es la más recomendada por ser una herramienta que evita un proceso judicial más difícil para los menores incluso en el ámbito emocional. También es más beneficioso a la hora de reducir los costes y los plazos que trae consigo un proceso de divorcio contencioso.

En cualquiera de los dos casos para acordar tipos de custodia compartida el Juez debe valorar ciertos aspectos para determinar si la custodia compartida es adecuada para el caso. Estos aspectos a valorar son:

  • Informe emitido por el Ministerio Fiscal.
  • La opinión que tengan los menores que ya tengan edad para poseer juicio suficiente.
  • Las alegaciones que tengan las partes y las pruebas practicadas.
  • La relación que posean tanto los padres entre sí como con sus hijos.
  • Por último el informe de los especialistas cualificados debidamente. En caso de que haya sido solicitado por las parte o de oficio.

Para estudiar si los tipos de custodia compartida son adecuados para un caso se debe tomar en consideración que el interés del menor no necesariamente tiene que coincidir con su voluntad. La valoración de si los deseo del niño han sido influenciados por alguno de los padres debe ser valorada por el juez. Así mismo es valorado el grado de madures del menor pues este debe ser suficiente para que dicho deseo sea respetado.

Decisión judicial

Decisión judicial

De manera excepcional el Juez al con un informe del Fiscal favorable acordará la custodia compartida cuando esta sea solicitada por uno solo de los progenitores. Considerando qué es lo mejor para proteger el interés del menor.

A pesar de que el Código Civil español utiliza el término “excepcionalmente”. Una medida de régimen de custodia compartida no debe considerarse como excepcional sino más bien normal. Esta medida puede ser acordada por un Juez competente atendiendo las circunstancias propias de cada caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here