Alguna vez hemos escuchado de boca de un amigo o cualquier conocido acerca de un negocio que comenzaron. Dicho negocio parece toda una oportunidad ya que promete una gran rentabilidad que en poco tiempo dará grandes resultados.

Lo que es bastante normal es que al escuchar una maravilla como esta es sentir desconfianza de ese súper negocio del que te han hablado. Ya que no sería una sorpresa que estemos ante una estafa piramidal.

Estas llamadas estafas piramidales existen desde digamos siempre. Sus inicios tal vez datan de los siglos XX y XXI. En estos lapsos es cuando más se ha producido la estafa piramidal aunque también en estas épocas han caído gracias a la administración pública del Estado y su ardua labor persecutoria.

Pero si acaso desconoces este modus operandi de la estafa piramidal y muchos menos conoces sus tipos ni has escuchado de un caso real popular en la web y los tabloides. Este artículo puede ser bastante útil para ti. Aprenderás a identificar un negocio turbio como este apenas te lo ofrezcan antes de caer.

¿Qué se considera como una estafa piramidal?

¿Qué se considera como una estafa piramidal?

Es considerado por muchos como un tipo de negocio en donde los son los propios participantes los que tienen la tarea de hacerlo crecer.

¿Cómo es que un participante hará crecer este negocio? Esto es creando una red de captación para nuevos participantes con el único objetivo de que las personas que se vayan integrando sean quienes produzcan los beneficios o “ganancias” para el o los participantes originales.

Generalmente estas estafas se realizan a través de la venta u oferta de algún producto o incluso servicios también. El objetivo es la venta de estos productos y servicios suponen ser el centro del negocio. Pero la verdad es que el único interés es que se unan nuevos participantes pues su entrada viene acompañada con un pago inicial.

Esos nuevos participantes son llamados inversionistas y ayudan a nutrir las ganancias de las personas que llegaron antes que ellos al sistema piramidal. Así mismo también nutren a la propia empresa matriz.

Es así como el sistema de estafa piramidal adquiere un esquema en el cual se reparte el dinero mediante una enorme base de inversionistas. Estos se reducen en función de la antigüedad que va quedando atrás hasta que la inversión llega a manos de la empresa inicial. Es así como se le hace honores al nombre de la estafa pues la estructura toma forma de pirámide.

Sin embargo la quiebra es el destino seguro para este tipo de sistemas pues en cuanto no siguen entrando suficientes inversores para que la empresa pague los beneficios que prometió. Es allí cuando colapsa y todo aquel que realizo una inversión la pierde.

Afortunadamente y gracias a la información la estafa piramidal es una situación que es menos frecuente hoy en día. También debido a las autoridades que han regulado el mercado y permanecen atentas ante el nacimiento de un esquema piramidal.

La estafa piramidal en muchos países es ilegal sin embargo en otros tantos no aún no es prohibida de manera expresa. Aun así está en una posición ilegal pero no tipificada en materia legislativa. Razón por la cual es necesario mantenerse precavido ante documentos que le otorguen legalidad a una estafa piramidal simplemente para inspirar confianza a los posibles nuevos inversores

La muestra de documentos con apariencia legítima no es garantía de nada. No hace que la empresa sea fiable. Mucho menos si la sede principal de dicha empresa está ubicada en un país que no regula de manera alguna este tipo de negocios.

¿Hay tipos de estafa piramidal?

¿Hay tipos de estafa piramidal?

De manera general las estafas piramidales pueden ser clasificadas en al menos dos tipos diferentes:

  • Pirámides abiertas y
  • Pirámides cerradas.

Las pirámides abiertas

Son aquellas en las que cada participante conoce cómo funciona la pirámide así como su estructura. Esto posiciona a la pirámide en una línea entre la legalidad y el fraude debido a que los participantes están al tanto y conocen todo acerca del negocio en el cual están invirtiendo su dinero.

Sin embargo nunca están totalmente informados acerca de las fatales consecuencias económicas a las que se enfrentan al invertir en una pirámide. Un negocio de este tipo puede dejar en la quiebra a cualquier persona que se atreva a participar en una pirámide sin saber que es una estafa.

La controversia sobre las pirámides abiertas comienza por la confusión de muchas personas frente a los negocios multinivel. Esto porque en muchas oportunidades es obligatoria la compra de un producto para ingresar al negocio. Dicho producto si el vendedor no logra vender deberá quedárselo.

No resulta nada extraño conseguirnos con personas que ingresan comprando una cantidad considerables de X producto en algún negocio de ventas multinivel. Y pensando en conseguir vendedores se va a la quiebra ya que el negocio no prospera como pensó que lo haría.

Las células de abundancia en las pirámides abiertas son un claro ejemplo de estafa piramidal. Las promesas de beneficios de hasta 800 % de rentabilidad en menor tiempo. En la web hay infinidad de programas llamados HYIP en los cuales es complejo lograr este tipo de renta ya que se necesita conseguir al menos  8 inversores que cubran esos beneficios.

A parte. La duración de esos programas suele ser escasa y la participación es un juego de azar puedes ganar o perder y perder es mucho más probable.

Las pirámides cerradas

Las pirámides cerradas

Ahora enfoquémonos en las pirámides cerradas. Estas comprenden un modelo más hermético en donde una persona es la puerta del sistema pero eso no es todo. También se hace dueño de la pirámide al ser quien realiza toda la gestión recibiendo toda la inversión de los miembros nuevos. También es quien devuelve a los inversores los intereses prometidos.

Aquí el dinero de los inversores no es usado para reinvertirlo en otro negocio. Más bien circula entre los mismos inversores. Se reparte entre las personas junto con interese que fueron prometidos. Sin embargo, lo que no dicen es que una parte de dichos ingresos es destinada a la captación de miembros nuevos.

Sabrás que te topaste con una pirámide cerrada cuando te hablen de “esquema de Ponzi”. Desgraciadamente no son más que redes de estafa. Este sistema en algún momento no es posible sostenerlo y quiebra dejando a las personas que son parte en la quiebra.

La clave para identificar una estafa piramidal

La clave para identificar una estafa piramidal

  • Ofrecen en cortos plazos una rentabilidad alta.
  • Siempre están buscando nuevos miembros para el “negocio”.
  • El origen de dicha rentabilidad jamás es claro, nunca explican donde se invertirá el dinero y como la rentabilidad será elevada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here